Asesoramiento Técnico para la Adquisición de Viviendas

1º Establecer Nuestras Necesidades

Es el primer paso que debemos dar, sentarnos tranquilamente y estudiar cuales son nuestras necesidades actuales, y reales a la hora de optar por una vivienda.

Para no perder el tiempo, debemos ser muy sinceros con nosotros mismos, ya que de no plantearos correctamente este primer punto, nos llevará a ir pasando por el resto de los pasos a seguir, y es muy posible que después tengamos que volver atrás y comenzar de nuevo.

Es de sobra conocido por todos, que siempre solemos crearnos necesidades que realmente no tenemos, a todos nos gustaría tener una vivienda con una habitación por habitante, mínimo 2 baños, un estudio, patio y piscina, pero debemos primero ver que es lo estrictamente necesario, para después ir amoldándolo al resto de condiciones.

Con esto me refiero a que por ejemplo una pareja con previsión de tener 2 hijos, pueden plantearse que sus necesidades es una casa de 3 habitaciones, dos baños, y un estudio.

Pero realmente sus necesidades son 2 habitaciones y un baño, como mucho dos, ya que hasta que los niños nazcan, y crezcan lo suficiente para no poder compartir habitación, habrán transcurrido 12 ó 13 largos años en los que pueden ocurrir muchas cosas, entre otras que podamos optar a otra vivienda que sí cumpla las necesidades de ese momento.

Esta decisión mal tomada, nos puede llevar a pagar casi un 40% más de hipoteca todos los meses sin la necesidad real de hacerlo, pudiendo emplear ese dinero para vivir más holgadamente durante este tiempo.

página anterior
página siguiente
Copyright © 2011 Todos los derechos reservados