Revisión de defectos a la entrega de tu vivienda

Revisión de Solados de Piedra

Se suelen colocar en las zonas mas vistosas de las viviendas como salones, pasillos, y recibidor, en ocasiones se pueden encontrar en baños y cocinas, e incluso por las habitaciones, sobre todo si se utiliza un suelo radiante, dado que estos solados junto con los cerámicos son los que mejor funcionan para este tipo de calefacción.

Prácticamente cualquier tipo de piedra con cierta dureza, y resistencia a la abrasión es factible de ser utilizada como solado, pero las más habituales son: mármoles de cierta dureza, granitos, pizarras, ciertas areniscas, cuarcitas, y calizas .

Sus terminaciones más comunes son corte de sierra, apomazados, y pulidos.

El formato más común y por lo tanto el más económico es el 30x60cm, pero se puede ejecutar en cualquier formato que queramos

solado piedra

Existen dos formas de ejecutar este tipo de solados al igual que los solados cerámicos.

Primera.

Al mismo tiempo que se ejecuta la base de mortero de relleno, y antes de que éste fragüe, se van colocando las baldosas y con una maceta de goma se golpean para nivelarlas y adherirlas al mortero, colocando unas crucetas de separación para hacer las juntas, aunque a diferencia de los solados cerámicos, la junta en este tipo de solados suele ser la mínima posible o sin junta .

Con este sistema, la nivelación es más complicada, y existe la posibilidad que se queden plaquetas huecas o mal adheridas, aunque para los solados de piedra, en ocasiones este es el mejor sistema, ya que la piedra natural al cortarla en baldosas si después no han sido rectificada, proceso que encarece bastante el producto, debido a las tensiones y que el material tiene cierta elasticidad se producen alabeos en el mismo, y este sistema de colocación permite más margen para poder absorber estos defectos .

Segunda.

Con la aparición de nuevos materiales en este caso los morteros cola especiales para materiales cerámicos o piedra, lo que se hace es ejecutar primero toda la base de mortero bien nivelada, y una vez que esta ya ha fraguado, se van colocando las baldosas adheriéndolas a la base mediante estos morteros.

Este método es con el que mejores resultados se obtienen ya que si la base está bien hecha, las plaquetas quedan perfectamente niveladas y adheridas, pero tiene menos margen que el método anterior para absorber defectos del material.

Una vez colocado y adherido al soporte, dependiendo del tipo de terminación, será necesario, rejuntarlo, enmasillarlo, y pulirlo en el caso de que el material venga en bruto y sea necesario proceder al pulido in situ.

Procedimiento para revisión de solados de piedra

1º Colocación de solados de piedra

El procedimiento para ver si este tipo de solado está bien colocado es el mismo que el descrito para el solado cerámico.

2º Encuentros en solados de piedra

Los encuentros para este tipo de solados, y las formas de resolverlos, son las mismas que las que ya se han comentado en el apartado de encuentros para solados cerámicos

3º La Terminación en solados de piedra

Tonalidad y Beta: En los solados cerámicos, tenemos que preocuparnos de la homogeneidad de los tonos de la superficie, en el caso de los solados de piedra natural, esto no es imposible, ya que cada una de las baldosas se corta de un bloque de piedra que va cambiando de tonalidad y de beta.

Aunque se realiza una selección previa para que estas variaciones, sobre todo la tonalidad no sea muy grande.

Se pueden rechazar piezas en las que se detecte un cambio de tonalidad excesivo.

El pulido: El control de este tipo de terminación del solado, depende si las baldosas vienen pulidas de fábrica, o se realiza in situ.

Cuando el pulido viene de fábrica, hay que estar pendientes que no existan diferencias muy notables entre baldosas.

Si se trata de un pulido in situ, éste se ejecuta mediante la devastación de la superficie con unas pulidoras orbitales a las que se le irán colocando unos discos con distinto grano, comenzando de mayor a menor hasta conseguir el abrillantado de la superficie.

Donde mayor dificultad hay para realizar este proceso es en rincones y zonas en las que no se puede acceder con la pulidora ya que hay que terminar de pulirlas a mano.

Debemos prestar atención a estas zonas, para que no se aprecie diferencia entre el pulido.

Si este proceso no se realiza correctamente se apreciarán los arañazos circulares dejados por los discos de la máquina, si esto ocurre debemos exigir que se realice un nuevo pulido y abrillantado del suelo.

Arañazos: Al igual que en todos los solados, tenemos que controlar los daños ocasionados en el solado por el resto de unidades que se ejecuten posteriormente al solado, ya que el trasiego de operarios, y materiales por encima de estos, puede producir arañazos o deterioros en la superficie que deberemos comunicar antes de que nos entreguen la vivienda, ya que de comunicar estos defectos una vez que nos entreguen nuestra vivienda, nos será muy difícil de demostrar que no hemos causado nosotros estos daños durante la mudanza.

página anterior
página siguiente
Copyright © 2011 Todos los derechos reservados