Revisión de defectos a la entrega de tu vivienda

Revisión de Defectos en Carpinterías exteriores

Lo primero que haremos cuando entremos en nuestra vivienda, es olvidarnos por completo de la lista de defectos que tenemos que realizar, y disfrutar de ese gran momento que supone entrar por primera vez en nuestra casa.

Una vez que disfrutemos de ese momento, nos centraremos en la revisión de defectos .

Recomendamos comenzar la revisión situándonos en el fondo de las estancias, para que según vamos saliendo de esta vayamos anotando, señalizando, y fotografiando los defectos.

Por lo general las ventanas suelen situarse en el lado opuesto de las entradas a las estancias de la vivienda, por este motivo comenzamos por dirigirnos a la ventana, o ventanas y proceder a la revisión de la carpintería.

En el 80% de las viviendas actuales, la carpintería es de aluminio, el resto es de pvc, y en raras ocasiones es de madera.

Estas carpinterías pueden ser:

-Fijas, que son las que no podemos abrir, que están compuestas solo por el bastidor, el vidrio, y pueden o no tener persiana.

-Abatibles, estas son las que podemos abrir, están compuestas por el bastidor que en este caso sujeta las hojas y estas a su vez sujetan el vidrio, y la persiana, las abatibles a su vez pueden ser también oscilo-batientes.

-Correderas, se componen de las mismas partes que las abatibles, la diferencia es el sistema de apertura, las abatibles se abren sobre bisagras, y las correderas se deslizan sobre carriles.

En la actualidad, casi todas las carpinterías suelen ser del tipo monoblock, esto significa que viene todo integrado en un bloque, el bastidor y el cajón de la persiana están unidos.

ventana monoblok

Las carpinterías exteriores están compuestas por:

-Bastidor, que es el armazón que sujeta la hoja de la ventana.

-Las hojas, que sujetan el vidrio.

-Vidrio.

-Persiana.

Procedimiento para revisión de defectos en carpinterías exteriores

1º Aspecto en carpinterías exteriores

Debemos comprobar que no existe ningún arañazo, ni golpe, tanto por el interior como por el exterior de la carpintería.

Este tipo de defectos se suelen producir durante el transporte o puesta en obra, y debemos tener mucho cuidado ya que normalmente los arañazos pueden intentar disimularlos pintándolos con lápices especiales para taparlos, o con laca aplicada con pincel, pero no debemos olvidar que este lacado en el caso del aluminio, es lo que protege al material frente a la corrosión, y estas reparaciones no tienen ninguna garantía.

2º Mecanismos de apertura en carpinterías exteriores

Para el caso de las ventanas abatibles tenemos que comprobar que cierra perfectamente, y que este cierre es prácticamente estanco, sin necesidad de tener que forzar las hojas.

En el caso que la ventana, además de practicable sea oscilo-batiente, nos aseguraremos que este mecanismo funciona correctamente.

Otra comprobación que realizaremos es que al abrir la ventana las hojas se tienen que quedar en el punto que las dejemos, si se abre, o se cierran solas, esto indica que las ventanas está desplomadas, siempre que no sea por acción del viento claro.

Si la ventana es corredera, verificaremos que el mecanismo de apertura abre y cierra correctamente sin atascarse, y que las hojas deslizan sin un gran esfuerzo.

A las ventanas correderas, nunca les podremos exigir la misma estanqueidad frente al ruido y aire que a las abatibles, en cuanto al sistema de deslizamiento y de cierre depende en gran medida de la calidad de la misma.

3º Sellados en carpinterías exteriores

Sellado exterior, por la parte exterior, la carpintería debe estar sellada completamente en todo su perímetro, contra la fachada, y contra el vierteaguas.

Este sellado debe de ser continuo, sin pegotes, y con un buen aspecto estético.

Esto es muy importante, ya que por muy buenas que sean las ventanas, este sellado es el que nos garantiza la estanqueidad frente al viento y el agua.

sellado exterior
sellado cajón

Interiormente el único sellado que tenemos que tener es la del cajón de la persiana.

En ocasiones, la pared no está aplomada con la ventana, quedando un hueco entre la solapa y la pared interior, esto es admisible si hablamos de un par de milímetros, pero si este hueco es mayor, debemos exigir que lo sellen por la parte interior, pero esto significa que, o la ventana, o la pared, no están aplomadas.

encuentro ventana con pared
4º Estanqueidad de las hojas en carpinterías exteriores

La estanqueidad de las hojas viene dada fundamentalmente por el ensamblaje, y por los sistemas de estanqueidad.

•El ensamblaje

ensambles

Este se realiza en el taller, lo único que debemos comprobar es que todas las uniones de las barras, y los ingletes encajan perfectamente

•Los sistemas de estanqueidad.

Estos están compuestos por una serie de acanaladuras y resaltos en el material, y por unos perfiles elásticos en el caso de las abatibles, y de cepillos en el caso de las correderas que tienen como misión garantizar la estanqueidad de las mismas, nosotros debemos verificar estas gomas, o cepillos, cerciorándonos que están colocados y en buen estado.

juntas de estanqueidad
cepillos en correderas

El mejor sistema para comprobar la estanqueidad de la ventana, es con un mechero, el problema es que tiene que coincidir con un día que haga viento.

Con la ventana cerrada, pasaremos el mechero encendido lo más cerca posible a todas las juntas de la ventana, de esta manera veremos si entra viento, ya que la llama del mechero se moverá.

5º La persiana en carpinterías exteriores

Primero comprobaremos que sube y baja correctamente sin atascarse.

Después cerraremos completamente la persiana y comprobaremos que todas sus lamas se cierran sin dejar pasar nada de luz.

A continuación la subiremos a tope, comprobando que tiene los topes bien, una vez que esté subida del todo, la bajaremos de nuevo para verificar que baja, ya que en ocasiones las persianas cuando se suben del todo, es necesario ayudarlas con la mano para que comiencen a bajar.

6º Especificaciones técnicas en carpinterías exteriores

Este punto suele ser complicado, ya que consiste en verificar que lo contratado coincide con lo colocado, para esto tendremos que ver la hoja de especificaciones de la vivienda.

Por lo general no suelen dar muchos detalles en estas especificaciones ya que todo lo que pone en ellas lo tienen que cumplir, lo que suelen hacer es describir las unidades de una forma muy genérica para poder permitirse ciertas modificaciones.

Únicamente en los casos de viviendas de calidad se describen estas unidades con detalles y dando marcas.

Por suerte hoy en día todo está bastante bien regulado y existen unas calidades mínimas que deben cumplir todas las unidades de obra y los materiales que se utilicen.

Todo esto viene reflejado en el Código Técnico de la Edificación.

En el caso de las carpinterías exteriores es complicado para una persona que no esté muy acostumbrada a reconocer el tipo de perfil empleado para la construcción , y no podemos daros unas pautas para su comprobación, pero es muy poco probable que se utilice para la fabricación de las ventanas un perfil que no cumpla las especificaciones mínimas exigidas por el código técnico, ya que casi todos los perfiles suministrados para la fabricación, son perfiles de tipo europeo, que cumplen estas normas.

Una indicación que si suelen hacernos en la hoja de especificaciones técnicas es si la carpintería tiene o no rotura de puente térmico, debido a que estas carpinterías son de mayor calidad.

rotura puente térmico

La rotura del puente térmico consiste en una banda de material aislante que separa la zona exterior de la carpintería con la zona interior, consiguiendo de este modo que la temperatura exterior del perfil no se transmita al interior.

Esto se puede comprobar fácilmente observando los perfiles.

7º El acristalamiento en carpinterías exteriores

Lo primero es verificar el aspecto de los vidrios que componen el acristalamiento, comprobar que no tiene ninguna fisura ni en el interior, ni en el exterior.

Estas fisuras o pelos, son fáciles de detectar, pero hay que tener cuidado ya que existen fisuras muy pequeñas sobre todo en los contornos, que con los cambios de temperatura se convierten en fisuras mucho mayores.

Otro punto importante es el sellado de los acristalamientos de las ventanas contra las carpinterías, este debe de ser continuo, sin pegotes, ni poros, esto, es fundamental para la estanqueidad..

El acristalamiento para una ventana también tiene que cumplir una composición mínima según el código técnico, los acristalamientos están compuestos por un vidrio exterior de un determinado espesor, una cámara, y otro vidrio interior, estos espesores tanto de vidrio como de cámara dependen de la situación geográfica de la vivienda, y de la ubicación del acristalamiento dentro de la casa, teniendo que cumplir unos coeficientes de transmisión térmica y de resistencia a los impactos.

Las composiciones suelen ser sencillas de comprobar, lo normal es que la pegatina que traen de fábrica no la retiren, pudiendo identificar en ella la composición del mismo.

Con la hoja de especificaciones de nuestra vivienda, comprobaremos que coinciden las composiciones.

En el caso que algún acristalamiento esté situado por debajo de los 90cm de altura, tendremos que verificar que el vidrio de la cara interior de éste sea un vidrio resistente a los impactos, estos vidrios son los llamados de seguridad tipo STADIP y deben de ser de mínimo un 3+3mm.

página anterior
página siguiente
Copyright © 2011 Todos los derechos reservados